El infierno alegre, góndolas y flores

CANCAN_unacosarara

LA ÓPERA EN LA PUBLICIDAD TELEVISIVA VII

Ir a LA ÓPERA EN LA PUBLICIDAD TELEVISIVA  II – III IV – V – VI

Con nuestras disculpas por el largo entreacto, regresamos a la escena francesa tras la exitosa utilización de la Carmen de Bizet en la publicidad para llegar a otro autor popular: Jacques Offenbach (1819-1880). El compositor nacido en Colonia conquistó París con sus operetas y comedias que hacían un irónico retrato de la época de Napoleón III y eran un canto a la joie de vivre. El desenfrenado cancán de “Orfeo en los infiernos” contrastará con la deliciosa canción de góndola a dúo de “Los cuentos de Hoffman”.  Otro célebre y exótico dúo, esta vez de Léo Delibes (1836-1891), pondrá fin a nuestro repaso por la lírica francesa como banda sonora de la publicidad.

  •  El nombre del autor y el título de la ópera enlazan con información sobre los mismos.
  • El título del aria o fragmento enlaza con el vídeo de una interpretación de la música original.
  • Este listado podrá ser completado con nuevas aportaciones. Si conoce más ejemplos, puede compartirlos mediante un comentario a esta entrada o con mensaje a una_cosa_rara@hotmail.com

JACQUES OFFENBACH

Orfeo en los infiernos (Orphée aux enfers, 1858)

Galop infernal: “Ce bal est original” (cancán)

Si tratamos de asociar una ciudad, el apellido de un compositor  y un baile de moda, obtendremos  dos tríos indiscutibles: Viena – Strauss – vals y París – Offenbach – cancán. Aunque valses hay muchos, solamente un cancán se ha convertido en universal: el galop infernal con el que Jacques Offenbach escandalizó a los asistentes al estreno de su ópera cómica “Orfeo en los infiernos” en 1858. Este alocado baile caricaturizaba aún más el argumento mitológico parodiado en la opereta: la historia clásica de Orfeo y Eurídice (que aquí no se soportan) y los amores y aventuras de los dioses olímpicos, vigilados por el personaje de “la Opinión Pública”.  El galop infernal pronto salta de los escenarios y se convierte en el baile de moda y el centro de picantes espectáculos. Así lo explican en la oficina de turismo de París: cancan

“Desde 1860, seducidos por el entusiasmo popular que genera este baile, denominado también «chahut», los bailes parisinos decidieron convertirlo en un espectáculo. Todo París y sus visitantes pueden iniciarse en el arte de agitar los frufrús y mostrar el trasero. En el programa se incluye subir la pierna lo más alto posible, abrirse de piernas y un sinfín de contorsiones y acrobacias, todo al ritmo de la música de Offenbach”

La cadena estadounidense de supermercados ShopRite introdujo en 1971 la campaña de ofertas “Can-Can Sale” en enero y, desde 2002, también en verano. La promoción se centraba en los productos envasados o en lata (“Can”). Por ello ha sido recurrente la utilización del tema “lata-lata” de Offenbach en spots llenos de referencias parisinas: bailarinas de Cancán, luces de cabaret y pintores bohemios entre los que nos encontramos al mismísimo Toulouse-Lautrec… oh là là!

(lista de reproducción con 16 spots)

Naturalmente, una melodía tan pegadiza, alegre y fácil de identificar tenía todas las papeletas para dinamizar la publicidad de cualquier producto: telefonía móvil, líneas aéreas, helados… y hasta pañales. Véase si no esta amplia y alocada galería:

 

 

Los cuentos de Hoffmann (Les contes d’Hoffmann, 1881)

Dúo de Nicklausse  y Giuletta: “Belle nuit, ô nuit d’amour” (barcarola)

Offenbach murió el 5 de octubre de 1880, sin terminar su última ópera, pero dejando indicaciones que siguió Ernest Giraud para completar la orquestación. “Los cuentos de Hoffmann” se estrenó finalmente en 1881, varios meses después de la muerte del compositor. El argumento reúne tres cuentos del escritor romántico alemán Ernst Theodor Amadeus Hoffmann  (E.T.A. Hoffmann). El momento musical más célebre de la ópera es la “barcarola” o canción de góndola “Belle nuit, ô nuit d’amour” con que se inicia el tercer acto, el cuento de Giuletta ambientado en Venecia. Curiosamente la música pertenece a una obra anterior de Offenbach, “Las hadas del Rhin” (1864), cuya “canción de los elfos” fue tomada por Giraud para completar la ópera .  Este célebre dúo de soprano y mezzosoprano puede escucharse en el cine (Titánic, La vida es bella) y, naturalmente, en publicidad, como en este anuncio protagonizado por la modelo Louise Coler.

LÉO DELIBES

Lakmé (1883)

Dúo de Lakmé y Mallika (Dueto de las flores): “Sous le dôme épais”

También para soprano y mezzo es el conocido como “dúo de las flores” entonado por la sacerdotisa hindú Lakmé y su esclava Mallika en la ópera que Léo Delibes escribe justo después de morir Offenbach. Lakmé es una ópera de ambiente exótico, ambientada en la India Británica del siglo XIX. Un siglo después de su estreno, el dúo de las flores fue popularizado por British Airways en un memorable comercial.

CONTINUACIÓN

Ir a ÍNDICE
Anuncios