Johann se deja ver

Bach para tus ojos, desde Disney hasta el arpa imposibleBACH_animaciones_unacosarara

Oskar Fischinger

El pintor y cineasta alemán Oskar Fischinger (1900-1967) llegó a Hollywood en febrero de 1936, exiliado de la Alemania Nazi.  Como otros artistas de vanguardia, su arte fue etiquetado como “degenerado” en el régimen de Hitler por creaciones como ésta:

Oskar Fischinger: Studie nr 8 (1931) – Extracto

Este cortometraje de animación, en el que los elementos sonoros se traducen visualmente con formas geométricas, forma parte de una serie de estudios abstractos de Fischinger  sobre obras musicales preexistentes. El extracto anterior pone imágenes a “El aprendiz de brujo”, de Paul Dukas, un poema sinfónico de 1897 sobre una balada de Goethe, que alcanzó su mayor popularidad cuarenta años después gracias a la película “Fantasía”, de Walt Disney, en la que Mickey Mouse “interpretaba” al desobediente alumno del mago.

fantasia

Fotograma de “Fantasía”

Precisamente, Oskar Fischinger, que ya trabajaba para la Paramount desde 1936, es uno de los artistas contratados por Disney para su creación más ambiciosa: “Fantasía” (1940), una selección de música clásica acompañada por dibujos animados. Este largometraje de animación firmado por Disney, el tercero tras “Blancanieves” y “Pinocho”, es hoy apreciado como un clásico, aunque en la época no tuviera la acogida esperada y se frustrara el plan original de estrenar una nueva versión cada año (de hecho, la segunda parte no vio la luz hasta 60 años después: “Fantasía 2000”). La primera obra de este film experimental y didáctico es la popular Toccata y  Fuga en Re menor de Bach, que en el guion de “Fantasía” ejemplificaba el concepto de música pura, absoluta o abstracta (sin elementos extra-musicales) en oposición al resto géneros representados: música descriptiva (la que recrea imágenes, como la sexta sinfonía, “Pastoral”, de Beethoven) y programática (la que cuenta una historia, como “El aprendiz de brujo”). Fischinger trabajó en la animación que debía hacer visible la obra de su compatriota Johann Sebastian.

En la primera parte de la obra, la correspondiente a la toccata, se juega con las sombras y siluetas de los componentes de la Orquesta de Filadelfia y de su director titular, Leopold Stokowski, que es además el orquestador de una pieza compuesta originalmente para órgano. Es justamente en la fuga en la que de forma más directa se aprecia en parte del trabajo de Oskar Fischinger, y decimos “en parte” porque parece ser que los estudios respetaron muy poco las ideas estéticas del artista, hasta el punto de llegarse a una ruptura entre Fischinger y Disney. Las abstracciones puramente geométricas del alemán se “suavizan” y edulcoran convenientemente para ser servidas al gran público: no asistimos a una coreografía de simples líneas, círculos, rombos o cuadrados; siempre hay referencias figurativas más o menos sutiles: arcos de violín, cuerdas, nubes, montañas, arcos góticos o tubos de órgano.

Walt Disney: Fantasía (1940) – Extracto: “Toccata y fuga en re menor” de Johann Sebastián Bach. Orquestación de Leopold Stokowski (Fuga desde 3:40)

Tras su difícil colaboración con Disney y desengañado con los métodos industriales de los grandes estudios, Oskar Fischinger se dedica cada vez más a la pintura y realiza aún algunas películas independientes de carácter experimental en las que sigue combinando música y abstracción pictórica. El cortometraje “Motion Paiting I” (1947) está considerada como su mejor obra y utiliza de nuevo la música de Bach, en este caso el Concierto de Brandeburgo nº 3. Fischer filmó los 11 minutos de su “pintura en movimiento” pincelada a pincelada (óleo sobre superficie acrílica) durante nueve meses.

Fotograma de Motion Paiting I

Fotograma de “Motion Paiting I”

Desgraciadamente, su obra no fue bien valorada y los problemas de financiación hicieron que ya no pudiera completar ningún proyecto semejante el resto de su vida, aunque lo intentó. Y como suele ocurrir tantas veces, treinta años después de la muerte del creador y cincuenta después del estreno, llegó el reconocimiento oficial con la inclusión de la película en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos como obra significativa.

MÁS ANIMACIONES DE OSKAR FISCHINGER:
Dos años antes de “Fantasía”, Fischinger realiza para la Metro-Goldwyn-Mayer el cortometraje de siete minutos An Optical Poem (1938), sobre la Rapsodia Húngara nº 2 de Franz Liszt.

De los pinceles a los píxeles: Animando a Bach en el siglo XXIBACH_3D_unacosarara

Después de Fischinger, muchos artistas han tratado de “hacer ver” la música auxiliados por las últimas tecnologías. Los musicogramas animados que pueden encontrarse en la red son numerosísimos y muchos tienen gran interés didáctico, haciendo accesible con el sentido de la vista, incluso sin conocer el lenguaje musical convencional, la comprensión de  elementos como texturas, motivos, líneas melódicas etc. Algunas de las animaciones suman a su carácter pedagógico un alto valor estético. Aunque hay infinidad de músicas “visualizadas” en internet, vamos a mostrar algunos ejemplos de obras de Johann Sebastian Bach exclusivamente, en parte como homenaje al arte de Fischinger y, sobre todo, porque la representación gráfica de la obra del gran maestro del contrapunto nos hará disfrutar más aún de su perfecta arquitectura.

Stephen Malinowski

El compositor, pianista y pedagogo californiano Stephen Anthony Malinowski ha desarrollado numerosos inventos y programas de software entre los que destaca su “Music Animation Machine”. La génesis de su proyecto de animación musical es su escucha de música de Bach en 1974 (bajo los efectos del LSD). Malinowski trató de desarrollar un sistema gráfico que permitiera a cualquier persona sin nociones de lenguaje musical comprender la estructura de diferentes composiciones. El programa que “anima la música” traduce la información de un archivo MIDI en un sistema de líneas horizontales. Los distintos timbres instrumentales se traducen en colores diferentes.

Una muestra temprana de la Music Animation Machine, según el software desarrollado por Malinowski en la década de los 80 es este preludio de Bach:

Pequeño libro de órgano. Preludio coral “In dulce jubilo” BWV 608 (1:05)

Desde los 90, Stephen Malinowski siguió perfeccionando el programa informático y comercializando en vídeo sus creaciones como recurso didáctico. Ha colaborado con importantes artistas como Björk y su canal de YouTube ha superado en octubre de 2012 los 100 millones de visitas.

Un ejemplo de la vocación didáctica de las creaciones de Malinovski es esta fuga de El clave bien temperado, que nos permite visualizar simultáneamente dos perspectivas de las manos del pianista (cenital y lateral, es decir, desde el punto de vista del intérprete y del público), la partitura convencional (repartida en cuatro pentagramas para mayor claridad de lectura) y los gráficos de la Music Animation Machine:

El clave bien temperado. Libro I: Fuga en Do Mayor BWV 846 (1:50)

Y esta depurada animación del “Siciliano” de la primera sonata para violín interpretada por Lara St. John, aporta el interés de traducir visualmente dinámicas y fraseos, y no únicamente aturas y duraciones.

Sonata nº 1 para violín solo en Sol Menor BWV 1001: III Siciliano (2:58)

Malinovski desarrolló en 2012 una versión de Music Animation Machine que permite sincronizar los gráficos con actuaciones en directo. La primera demostración pública tuvo lugar el 12 de octubre de dicho año con la Orquesta Sinfónica de Nuremberg. Este vídeo corresponde a una conferencia en Zurich en la que se ofreció la interpretación de una sonata de Bach por Etienne Abelin (violín) y Dorothy Yeung (piano) mientras el propio Malinovski controlaba el tempo de la animación gráfica que los asistentes disfrutaban en 3D:

Sonata para violín y clave nº 2 en La M BWV 1015: III Andante un poco

MÁS ANIMACIONES DE STEPHEN MALINOWSKI:

Web de The Music Animation Machine. Saliéndonos momentáneamente de Bach, recomendamos ver los gráficos animados de una obra tan compleja como “La consagración de la primavera” de Igor Stravinsky

ChengXiaogong

El arte de la fuga (Die Kunst der Fuge) es la obra más teórica de Bach y la cumbre del contrapunto. Publicada póstumamente en 1751, contiene 14 fugas (la última, incompleta) y cuatro cánones, sin indicación de instrumentos y todos ellos a partir del siguiente sujeto en Re menor:

BACH_arte_de_la_fuga1

Los musicogramas firmados por ChengXiaogong son conceptualmente muy simples y permiten seguir fácilmente la aparición de los distintos temas en cada voz. Sobre una superficie pautada con líneas verticales y horizontales las notas aparecen en forma de rectángulo organizadas en alturas (una franja blanca o azul por semitonos) y en duración (cada columna se corresponde con un pulso de negra). El aspecto gráfico recuerda a los rollos perforados de pianola. Un teclado a la izquierda permite identificar las notas y la octava correspondiente. Así, el sujeto de la fuga aparece de esta manera:

BACH_arte_de_la_fuga2

Cada una de las voces aparece representada con un color característico, de forma que es muy fácil visualizar  las diferentes entradas del tema de la fuga (que repite el gráfico anterior) y disfrutar de la perfecta construcción de este Contrapunctus I

BACH_arte_de_la_fuga

El arte de la fuga BWV 1080 – Contrapunctus I (3:33)

MÁS ANIMACIONES DE CHENGXIAOGONG:

Entre otras obras de Bach, el canal de ChengXiaogong en YouTube incluye El arte de la fuga” al completo en 19 vídeos.

Mehmet Okonsar

Pianista belga nacido en Turquía, Mehmet Okonsar es el director de una serie de animaciones basadas también en “El arte de la fuga”. En sus vídeos se llega a una mayor abstracción, con códigos cambiantes, aunque la base sigue siendo la representación de las diferentes notas con alturas relativas. Los colores se emplean de forma libre y expresiva y no se asocian a voces concretas. Mehmet Okonsar es, además, el intérprete de la música al órgano (fugas) y clave (cánones). En este Contrapunctus V, el diámetro de los círculos está en proporción con la duración de las figuras musicales.

El arte de la fuga BWV 1080 – Contrapunctus V (3:06)

MÁS ANIMACIONES DE MEHMET OKONSAR:

Otros vídeos de “El arte de la fuga” dirigidos por Mehmet Okonsar.

Performance Emulation

Performance Emulation reúne visualizaciones musicales de distintos autores, entre ellos varios vídeos de Bach con gráficos muy similares a algunos que ya hemos presentado, aunque buscando variedad en fondos y presentaciones, y otros más originales como éste en el que los sonidos “surgen” desde una especie de plataforma giratoria en forma de rejilla en espiral:

Coral para órgano “Es spricht der Unweisen Mund” BWV 308 (1:09)

La partitura convencional con una grabación de órgano (0:42)

MÁS ANIMACIONES DE PERFORMANCE EMULATION:

Canal de YouTube y Blog de Performance Emulation

The Scrolling Bach Project

“The scrolling Bach Project” aspira a convertirse en una biblioteca gratuita en línea con todas las obras de Bach en un formato de “desplazamiento” (scrolling) de partituras convencionales. No es exactamente una animación, sino una herramienta creada con fines educativos que permite escuchar la obra y seguir la partitura simultáneamente. Se incluyen obras para órgano y clave, obras vocales y obras orquestales.

“Pequeña fuga” en Sol menor para órgano BWV 578 – (3:58)

MÁS ANIMACIONES DE THE SCROLLING BACH PROJECT:

Con un mayor complejidad de lectura, el canal de Scrolling Bach Project presenta obras orquestales como este Concierto de Brandeburgo nº 1

Andy Fillebrown

Entre las más de cien “visualizaciones gráficas” de partituras clásicas para teclado que el artista multimedia Andy Fillebrown incluye en su canal de YouTube, se encuentra el ciclo completo de las Variaciones Goldberg”, otra de las obras maestras de Bach. Es tan conocida como discutida la ocasión que motivó esta composición para clave: un repertorio con el que Johann Gottlieb Goldberg, alumno de Johann Sebastian, entretuviese a su patrón, el conde Hermann Carl von Keyserlingk, durante sus  noches de insomnio. Bach escribió un ciclo con un aria y 24 variaciones. Andy Fillebrown pone imágenes a la interpretación de la pianista (¡y deportista de Halterofilia!) germano-japonesa Kimiko Douglass-Ishizaka. La exquisita gráfica propuesta por  el artista consiste en un sutil anillo marcado por semitonos con las notas naturales señaladas (en notación anglosajona: C=Do, D=Re, E=Mi, F=Fa, G=Sol, A=La y B=Si). Cuanto más a la izquierda, el registro es más grave y viceversa, como un teclado curvado sobre sí mismo hasta cerrarse en círculo. Del centro de la circunferencia surgen haces de luz a modo de rayos que accionaran convenientemente cada nota del anillo. A cada voz corresponde un color.

Tomemos como ejemplo el tema de las variaciones, el “aria” con el que Bach abre y cierra el ciclo. En primer lugar veamos los cuatro compases en notación convencional. Hemos coloreado las notas con el mismo código que se utiliza en el vídeo:

GOLDBERG_ARIA_unacosarara

Y he aquí la animación de Andy Fillebrown:

Variaciones Goldberg BWV 988 – Aria (5:19)

MÁS ANIMACIONES DE ANDY FILLEBROWN:

En el momento de publicación de esta entrada, Andy Fillebrown continúa completando el ciclo de la Variaciones en su canal de YouTube, donde además puede disfrutarse de más de cien obras para teclado, de Beethoven, Mozart, Liszt, Chopin etc.

Lenzorg

Esta divertida animación firmada por Lenzorg de una fuga a 3 de “El clave bien temperado” es un medio para comprender la textura contrapuntística de una manera sencilla y lúdica. Los “monigotes” giran, bailan, suben y bajan escalones e ilustran conceptos como la imitación, las entradas del sujeto, el movimiento paralelo etc.

El clave bien temperado. Libro II: Fuga en Do Mayor BWV 870 (2:00)

MÁS ANIMACIONES DE LENZORG:

El arte de la fuga BWV 1080 – Contrapunctus I (2:51)

Ken Scott (VJ Chaotic)

Me llamo Ken Scott. Hago música para los ojos”. Así se presenta en su web “digital chaotics” este estadounidense, autor de una ilustración animada del Concierto de Brandeburgo nº 5. Scott propone una sucesión de arabescos con efecto caleidoscópico que, sin ceñirse  a los elementos musicales, crea un ambiente hipnótico muy sugerente que acompaña la audición del concerto grosso.

Concierto de Brandeburgo nº 5 en re mayor para violín, flauta travesera, clave, cuerda y bajo continuo BWV 1050 – I. Allegro (10:32)

MÁS ANIMACIONES DE KEN SCOTT:

Concierto de Brandeburgo nº 4 en sol mayor dos flautas de pico, violín, cuerdas y bajo continuo BWV 1049 – I. Allegro (6:24)

Alexander Chen

Alexander Chen trabaja en el taller creativo de Google en New York, siendo el autor del popular diseño dedicado a Les Paul, un doodle interactivo que permitía a los usuarios rasguear las cuerdas de una guitarra y que ya hemos comentado en una entrada anterior.

“Imposible harp”, es una magnífica animación del célebre preludio de la primera suite para violonchelo. Chen, que además toca la viola, ha querido destacar la belleza de la música de Bach independientemente de la interpretación humana, merced a las perfectas proporciones matemáticas de la melodía y sus intervalos. Para ello desarrolló este “arpa imposible” con cuerdas que varían su longitud según las leyes pitagóricas de la afinación. Como el preludio utiliza un motivo constante de ocho semicorcheas, Chen establece ocho cuerdas en correspondencia con los sonidos de cada compás. Dos “nodos” giratorios a ritmo constante pulsan las cuerdas virtuales del octacordio.

Aquí hemos superpuesto a las notas del primer compás las cuerdas del “arpa imposible” (en vertical) con la misma proporción que en la animación:

CELLO_SUITE_unacosarara

Prescindiendo conscientemente de toda expresión, variaciones de tempo y dinámicas de una interpretación humana, Chen muestra otra belleza mecánica más “pura”, como de “caja de música”, una prueba de la que solo puede salir victoriosa la música de Bach.

Suite para violonchelo solo nº 1 en Sol Mayor BWV 1007 – I. Preludio (2:57)

MÁS ANIMACIONES DE ALEXANDER CHEN:

Web de Alexander Chen

Coda

Pues sí, resulta que Bach también recrea la vista, pero… ¿qué tal si, para terminar, cerramos los ojos?

(Violonchelo: Yo-Yo Ma)

PARTITURAS DE BACH en PDF

Anuncios