Que nadie duerma, llega Puccini

LA ÓPERA EN LA PUBLICIDAD TELEVISIVA IX

Ir a LA ÓPERA EN LA PUBLICIDAD TELEVISIVA IIIIII IVVVIVIIVIII IX – X

madama-butterfly-unacosarara(actualizado 23/06/2017)

La penúltima entrada  de nuestra serie de ópera y publicidad está dedicada al enorme Giacomo Puccini (1858-1924). El genio de Lucca marca la transición desde el verismo al siglo XX y es el último operista verdaderamente popular. Solo hay que ver algún talent show de los que proliferan en la pequeña pantalla para que entre tragafuegos, breakdancers y folclóricas desatadas se eleve de repente, con mejor o peor fortuna, la inocente melodía de “O mio babbino caro” o  un “Nessun dorma” que pone al público en pie y otorga popularidad instantánea a un cantante aficionado.

Buena parte de las 12 óperas de Puccini siguen representándose con regularidad y muchos de sus hits sirven de banda sonora para promocionar toda clase de productos, desde fiambres o vodka hasta automóviles, algo que habría encantado a Giacomo como apasionado del motor y la velocidad: ¡fue multado por exceso de velocidad por la policía de Livorno en 1902!

·          El nombre del autor y el título de la ópera enlazan con información sobre los mismos.
·         El título del aria o fragmento enlaza con el vídeo de una interpretación de la música original.

La Bohème (1896) 

Un drama con elementos de comedia en el que cabe el amor, el humor, la muerte… Desde su estreno bajo la batuta de Arturo Toscanini el 1 de febrero de 1896, las “Escenas de la vida Bohemia” de Henry Murger, mezcladas con algún que otro episodio autobiográfico del propio Puccini, han ido ganando en popularidad hasta convertirse en una de las óperas favoritas de todo el repertorio.

Aria de Rodolfo: Che gelida manina 

En la buhardilla parisina donde Rodolfo vive con sus amigos artistas hace un frío que pela. Por eso los bohemios se calientan con vino y con un manuscrito arrojado al fuego (el drama que escribía Rodolfo) y por eso, cuando conoce a su vecina Mimí, la modista, el poeta canta eso de “Qué manita más fría”. Aunque este comercial ha sustituido el libreto original por las excelencias del Jeep Cherokee, también comienza con manos frías.

Dúo de Rodolfo y Mimí: O Soave Fanciulla 

Tras el aria de Rodolfo, el primer acto se cierra con el dúo de los recién enamorados, que inicia el poeta alabando el dulce rostro de Mimí iluminado por el resplandor de la luna. Es este romántico número el que suena en la radio del taxi que toma el actor Bob Hope en el siguiente spot, sin sospechar lo melómanos que pueden ser algunos taxistas neoyorkinos…

Tosca (1900) 

Viajamos de París a Roma,cambiamos  a la modista por una famosa cantante lírica y al poeta por un pintor  y ya tenemos a la pareja enamorada protagonista de esta nueva ópera: Floria Tosca y Mario Cavaradossi. Este drama verista contiene amor, pero también bastante violencia y un gran villano que completa el triángulo: Scarpia, el jefe de la policía que pretende a Tosca y la chantajea  torturando a Mario en una siniestra escena para que revele dónde esconde a su amigo Angelotti, líder revolucionario.

Aria de Mario Cavaradossi: Recondita armonia 

Al principio de la ópera, Mario Cavaradossi pinta una Magdalena en la iglesia de Sant’Andrea della Valle. La figura es rubia y con ojos azules, pero por los misterios del arte y la recóndita armonía de bellezas diversas, el pintor no deja de pensar en su morena  amada Tosca. Resulta que el tenor Plácido Domingo no solamente canta para el Real Madrid; también lo hace con el aria de Mario para la NBA proclamando, además, que le gusta este deporte.

Aria de Tosca: Vissi d’arte

La famosa aria de Tosca “Vissi d´Arte” (Viví del arte, viví del amor…) es cantada por la soprano en el acto segundo, como oración desesperada ante la presión de Scarpia para que se entregue a sus deseos a cambio de la vida de Mario. Aquí, de nuevo, va un anuncio de ambiente deportivo, en este caso béisbol, con música de ópera fuera de contexto. La idea viene a decir algo así como que la ópera nunca será el pasatiempo preferido en América porque allí no se vende cerveza… 

Aria de Mario Cavaradossi: E lucevan le stelle

Y pasamos al tercer acto (y a la tercera ocasión en que la música de Tosca ilustra un spot deportivo) La acción se desarrolla ahora en el Castillo de Sant’Angelo, donde Mario Cavaradossi aguarda su inminente ejecución y entona su adiós a la vida y a su amada Tosca. En el spot belga de Aquarius se combina de forma muy efectiva el canto angustioso del condenado con la imagen del duro esfuerzo del ciclista.

Dúo de Tosca y Mario:  O dolci mani… Parlami ancor come dianzi (extracto del dúo de amor del acto III) 

En el próximo anuncio se utiliza un fragmento del dúo final de Tosca y Mario mientras llega el pelotón de fusilamiento… bruscamente interrumpido por la visión de un delicioso helado, que hace que el tenor cambie a una situación mucho más amable entonando “O sole mio”  (célebre canción napolitana compuesta dos años antes que Tosca) 

Madama Butterfly (1904) 

Como en La Bohème y Tosca, Puccini pone aquí música a un libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica.  Aunque Madama Butterfly se estrenó en febrero de 1904, el músico hizo sucesivas modificaciones hasta llegar a la versión definitiva (la quinta) en 1907. En esta ópera ambientada en el Japón contemporáneo se cuenta la triste historia de la joven Cio-Cio-San, apodada Butterfly, que es abandonada por Franklin Pinkerton, oficial de la marina estadounidense, poco después de su boda.

Aria de Butterfly: Un bel dì, vedremo 

Tres años después de la partida de Pinkerton, Butterfly sigue esperando su regreso junto a su criada Suzuki y canta su extraordinaria y esperanzada aria “Un bel dí, vedremo” (Un hermoso día veremos un hilo de humo en el horizonte del mar y aparecerá el barco…) De los tres comerciales que siguen destacamos el primero, histórico spot de cereales Kellogg’s  (pareja del de “Pagliacci” que vimos en la entrada anterior) en el que Pinkerton parece más seducido por los cereales que por la geisha. El tercer anuncio, de Movistar, termina con un eslogan que… (mejor que no lo oiga la pobre Butterfly)

Aria de Pinkerton: Addio, fiorito asil 

Pinkerton se entera de que Cio-Cio-San tiene un hijo suyo, fruto de la noche de bodas, y regresa a Japón junto con su nueva mujer americana para llevarse al niño. Lleno de remordimientos, es incapaz de entrar en la casa de Butterfly y canta su adiós definitivo (Addio, fiorito asil) terminando con un “¡Ah, soy vil!” Con estas tres últimas palabras del aria se inicia el siguiente anuncio de inesperado desenlace.

Finale (Butterfly): Tu, tu,… piccolo iddio! 

En el tristísimo final Butterfly se despide de su hijo y después se quita la vida con el mismo cuchillo con que su padre se había hecho el harakiri: “Con honor muere quien ya no puede vivir de manera honorable”. Aunque hemos contado el final de la ópera, no haremos lo mismo con el desenlace de este comercial.

Gianni Schichi (1918) 

Esta ópera breve cierra el grupo de tres óperas puccinianas basadas en la Divina Comedia de Dante, formando “Il trittico” junto a Il tabarro y Suor Angelica. Gianni Schichi ha alcanzado mayor éxito que sus hermanas y es una de esas óperas populares por un solo número: el aria breve “O mio babbino caro” (¡Oh, mi querido papá!),  que se interpreta frecuentemente en recitales.

Aria de Lauretta: O mio babbino caro 

En la Florencia de 1299, la joven Lauretta trata de convencer a su padre, Gianni Schichi, de que permita su matrimonio con Rinuccio, en medio de líos de familias y herencias. Si no permite su amor, Lauretta amenaza con tirarse al Arno desde el Ponte Vecchio. Tres productos dispares que utilizan esta música en sus comerciales: una marca de whisky, un célebre y violento videojuego y una agencia de turismo.

 Turandot (1926)

Esta obra maestra quedó inconclusa a la muerte de Puccini en noviembre de 1924 y fue completada por Franco Alfano, estrenándose en abril de 1926. En la primera representación, sin embargo, Arturo Toscanini detuvo a la orquesta a mitad del acto tercero y dijo “Qui il Maestro finí” (Aquí terminó el maestro). Turandot, como Madama Butterfly, tiene una ambientación exótica, en este caso China, lo que da pie a Puccini para experimentar con sutilezas tímbricas y armónicas. La princesa Turandot solamente se casará con el príncipe que logre descifrar tres acertijos; quien lo intente y no lo consiga, será decapitado.

Aria de Calaf con coro: Nessun Dorma 

El extranjero Calaf consigue superar la prueba de la cruel princesa, aunque le da oportunidad de romper el compromiso si averigua su nombre antes del amanecer. Turandot ordena que nadie duerma en Pekín, bajo pena de muerte, hasta conocer el nombre del príncipe. “Nessun Dorma” es una de las arias para tenor más célebres y brillantes de todos los tiempos, una página emocionante que ha sido profusamente utilizada (con desigual fortuna) en la publicidad. De hecho, es el extracto operístico que más veces se ha escuchado en los anuncios y, como prueba, nosotros hemos reunido 16. Por motivos técnicos, destacamos algunos vídeos y, a continuación, presentamos una lista con enlaces al resto. 

Pasta Puccini

Auditorio de Tenerife

Antena 3 

 Doritos 

Smithwicks 

Ferrari and Shell 

Dolce and Gabbana Underwear

Assitalia

El Comercio 

Fiat Bravo T-Jet

CONTINUACIÓN

Ir a ÍNDICE
Anuncios