Gala internacional

LA ÓPERA EN LA PUBLICIDAD TELEVISIVA y X 

Ir a LA ÓPERA EN LA PUBLICIDAD TELEVISIVA IIIIII IVVVIVIIVIII IX 

unacosarara-opera10

 

En esta velada final de la serie dedicamos nuestra atención a distintas escuelas nacionales: Rusia, República Checa, España y Estados Unidos.  Como reacción al dominio de la lírica italiana, francesa o alemana, artistas de otros países introdujeron elementos patrios como el idioma, argumentos históricos y legendarios o recursos del folclore desde mediados del siglo XIX y hasta bien avanzado el siglo XX, según los casos. También en el nacionalismo musical encontramos obras maestras de la ópera y, cómo no, la publicidad se ha fijado en sus arias y números célebres para envolver con clase sus propuestas comerciales.

  • El nombre del autor y el título de la ópera enlazan con información sobre los mismos.
  • El título del aria o fragmento enlaza con el vídeo de una interpretación de la música original.

1. RUSIA

Después de los precursores como Mijail Glinka, la ópera nacionalista rusa tendrá sus representantes más destacados en el llamado Grupo de los Cinco: Mili Balákirev, César CuíModest Músorgski, Nikolái Rimski-KórsakovAleksandr Borodín. Características de su estilo  son la espectacularidad y el papel destacado de los coros, como se pone de manifiesto en la ópera “El príncipe Igor” de Borodín, cuyas célebres Danzas Polovtsianas sirven como banda sonora para algunos comerciales. En la ópera, las danzas forman parte del banquete preparado por el Khan de los polovtsianos y se interpretan a menudo como obra independiente. En la publicidad, el banquete del Khan incluye espárragos y ensaladilla (rusa, evidentemente).

ALEKSANDR BORODÍN 

El príncipe Ígor (1890) 

Danzas Polovtsianas 

2. REPÚBLICA CHECA

Los dos grandes representantes del nacionalismo checo nacieron en Bohemia, por aquel entonces parte del Imperio austrohúngaro. Se trata de Bedřich Smetana (1824-1884) y Antonín Dvořák (1841-1904). Creaciones de gran popularidad de estos autores son “El Moldava (Vltava), uno de los seis poema sinfónicos de “Mi patria” (Má vlast) en el caso de Smetana, y la sinfonía nº 9 “Del Nuevo Mundo”, compuesta por  Dvořák. Ambas obras se han utilizado profusamente en publicidad, pero ahora nos centraremos, como es natural y siguiendo el tema de esta serie, en sus óperas.

BEDŘICH SMETANA 

La novia vendida (1866) 

Coro de campesinos: Proč bychom se netěšili 

La acción de esta ópera se desarrolla en una aldea checa a mediados del siglo XIX. El primer acto se abre con un festivo coro de campesinos:

 ¿Por qué no regocijarnos cuando Dios nos da salud,
quién sabe si para la próxima fiesta
estaremos todos así de alegres?

 

La melodía de este número sirvió en 2010 para promocionar el festival Smetanova Litomyšl con una simpática animación:

ANTONÍN DVOŘÁK 

Rusalka (1901) 

Canción de Rusalka (Himno a la luna): Měsíčku na nebi hlubokém 

El título de esta ópera alude a un espíritu acuático de la mitología eslava, una ondina de los lagos que, en esta historia fantástica paralela a “la sirenita”, quiere convertirse  en mujer por amor a un joven príncipe al que ha visto cerca del lago. En la célebre canción del primer acto, Rusalka (soprano) pide a la luna que le transmita su amor al príncipe. Este comercial de 2006 para la marca italiana Bulgari sustituye el brillo del astro por el de las joyas.

3. ESPAÑA

Como presentación de la ópera española, tomamos prestada esta reflexión de Francisco García-Rosado:

“Durante demasiado tiempo se ha creído que no existía opera española, que nuestros “escasos” compositores se habían dedicado a otros menesteres compositivos y que, mientras el siglo XIX  producía un corpus operístico inmenso y de calidad, aquí no se hacía nada que tuviera que ver con el arte lírico. La Vida Breve de Manuel de Falla y la transformación de Marina de Arrieta en ópera fueron los dos únicos títulos que eran reconocidos como tales del repertorio español. Pero el esfuerzo de unos cuantos estudiosos e investigadores nos descubrió que la herencia operística española es muy amplia e importante, y su desconocimiento se debe al olvido, a la falta de interés y, no se puede negar, a la moda y éxito de las composiciones de los autores italianos del siglo XIX”. 

Cosas de la vida y de la historia cultural de España, una de estos “únicos títulos reconocidos” del repertorio nacional, “La vida breve”, tuvo que estrenarse en francés (Niza, 1913) a pesar de que su idioma original es el español (y así es como se representa). Con este drama lírico, Manuel de Falla había recibido en 1905 el primer premio de un concurso de composición de ópera española convocado por la Real Academia de San Fernando, que supuestamente implicaba su estreno en el Teatro Real de Madrid, algo que no se cumplió. Muchos años después, “La vida breve” y el ballet “El sombrero de tres picos”, del mismo autor, fueron las obras elegidas para la reinauguración del Teatro Real el 11 de octubre de 1997.

MANUEL DE FALLA

La vida breve (1913)

Danza (Acto 2 cuadro 2º)

La ópera está ambientada en Granada a principios del siglo XX. El libreto es de Carlos Fernández Shaw y se basa en un poema propio. Se considera una obra juvenil de Falla, que utiliza elementos del folclore andaluz para desarrollar la historia de la gitana Salud, enamorada del señorito Paco. Una danza del acto 2º se tomó como banda sonora para la hermosa campaña turística de 1998 “Andalucía solo hay una”

…UN POCO DE ZARZUELA

Naturalmente, en la publicidad española también se ha utilizado a menudo la música procedente de la zarzuela, el género teatral surgido en Madrid en el XVII, siglo de oro de las letras, pero que se revitalizará y popularizará en el siglo XIX como oposición, precisamente, al dominio de la ópera extranjera. La compañía de seguros Línea Directa realizó en 2010 toda una campaña basada en los clichés y tópicos del “género chico”: personajes “castizos”, chulapas o referencias a personajes como la Revoltosa o Luisa Fernanda, en alusión a las zarzuelas homónimas de  Ruperto Chapí y Federico Moreno Torroba respectivamente, aunque con música original que no procede de estas obras:

FRANCISCO ASENJO BARBIERI

Jugar con fuego (1851)

Romanza de la duquesa: Un tiempo fue que en dulce calma…Cuán presto, ay mísera

Un caso particular y, curiosamente, también de otra compañía de seguros: Ocaso. Asociada con las defunciones desde su mismo nombre y el gráfico de su marca (un sol poniente), los creativos hicieron una campaña publicitaria para que los clientes conocieran la variedad de productos. El sol crepuscular se convertía en “el sol de la tranquilidad” en un spot de ambiente onírico y muy elaborado visualmente. El astro rey aparecía ya en todos los momentos de la vida e, incluso, servía como balón de básquet para que un niño se marcase un triple. ¿Asociación musical inmediata? ¡Jugar con fuego!

Aunque las coloraturas sacadas del contexto de la obra provocaron rechazo en muchos espectadores poco cercanos a la lírica -como puede leerse en los comentarios de youtube o diversos foros- se siguen emitiendo nuevos anuncios con más fragmentos de zarzuela, siempre en la voz de Isabel Castelo, extraídos de las grabaciones realizadas en los años 60 con la orquesta dirigida por Pablo Sorozábal:

VICENTE LLEÓ MAESTRE

El maestro Campanone (1905)Aria de Corina “Ya por ti desprecio riesgos… Al fin soy tuya” ver anuncio

JOSÉ SERRANO SIMEÓN

La canción del olvido (1916)Canción de Rosina “Marinela, Marinela” ver anuncio

4. ESTADOS UNIDOS

Y cruzamos el Atlántico para concluir nuestro periplo en Estados Unidos de América con dos influyentes autores: George Gershwin y Leonard Bernstein. El nacionalismo musical del país se desarrolla ya entrado el siglo XX y tiene en la música afroamericana y en el jazz en particular su inspiración más genuina; las armonías del blues y los ritmos sincopados nos transportan desde los teatros de tradición europea a la vibrante avenida de Broadway.

GEORGE GERSHWIN

Porgy and Bess (1935)

Nana de Clara: Summertime

Jacob Gershovitz (1898-1937), procedente de familia de inmigrantes rusos de origen judío, pasará a la historia de la música como George Gershwin. El gran pianista y compositor es autor de algunas de las obras más populares del siglo XX, como su fusión del jazz y la tradición clásica de concierto solista en Rhapsody in Blue, sus canciones y comedias musicales y la gran ópera americana “Porgy and Bess” (1935). Esta última obra se ambienta en los suburbios de Charleston  y cuenta la historia del lisiado Porgy y su afán por liberar a Bess de los delincuentes Crown y Sportin’ Life. Todos los personajes son afroamericanos y la partitura bebe de las fuentes del blues y los espirituales negros, con memorables números corales. La canción de cuna “Summertime” (tiempo de verano) es  el número más célebre de la ópera y pronto fue adoptada como standard de jazz, existiendo miles de versiones en los estilos más dispares.

La vida en verano es fácil,los peces saltan y el algodón está alto. ¡Oh, tu papá es rico y tu mamá es bonita! Vamos, pequeña, no llores. Una de estas mañanas te vas a levantar cantando, entonces abrirás tus alas y conquistarás el cielo. Pero hasta esa mañana, no hay nada que te pueda hacer daño con papá y mamá a tu lado.

Como muestra de su uso en publicidad, sirva esta campaña de verano de 2010 de “El Corte Inglés”.

 

LEONARD BERNSTEIN

West Side Story (1957)

Como Gershwin, Leonard Bernstein (1918-1990) pertenecía a una familIa judía de procedencia europea (Ucrania). Nació en Massachusetts y además de compositor fue también un destacado pianista y uno de los más célebres directores de orquesta, además de un carismático divulgador de la música clásica en televisión con sus “Conciertos para jóvenes” entre 1958 y 1972.  “West Side Story” (1957) está considerado como el musical estadounidense más importante y cuenta con una versión operística desde 1984, grabada por el propio Bernstein con la participación de voces líricas como la soprano Kiri Te Kanawa y el tenor José Carreras en los roles protagonistas de María y Tony, además de Tatiana Troyanos, Kurt Ollman y Marilyn Horne, quen presta su voz a la canción “Somewhere”.  La película de 1961, dirigida por Robert Wise y Jerome Robbins y protagonizada por Natalie Wood, Richard Beymer, Rita Moreno, George Chakiris y Russ Tamblyn, con sus elaboradas coreografías, contribuyó definitivamente a la fama mundial de la obra.  El musical adapta la obra de William Shakespeare “Romeo y Julieta”, trasladando la acción desde la Verona medieval a la ciudad de Nueva York en época contemporánea (los años 50) y sustituyendo Montescos y Capuletos por las pandillas de los Jets y los portorriqueños Sharks.

La brillante partitura de Bernstein está llena de ritmo y colorido en perfecta fusión del sinfonismo, el jazz y la música latina, siendo una de las mejores muestras de crossover  entre música culta y popular. Muchos  de sus números se han popularizado y, naturalmente, se han  empleado también en publicidad. De entre ellos, mostramos a continuación anuncios basados en “America”, “Mambo”, “I feel pretty”, “Tonight” y “Somewhere”. 

America Mambo

La marca de pantalones Gap jeans recreó en su campaña de primavera del 2000 dos de las brillantes coreografías de los Sharks  en la película de 1961. En “America” los portorriqueños discuten sobre la terraza de su edificio sobre las ventajas e inconvenientes de Estados Unidos y Puerto Rico. El “Mambo” es una de las danzas del baile en el gimnasio donde se conocen Tony y María.

Canción de María: I feel pretty 

María se arregla para su cita con Tony entre las bromas de sus amigas y se siente la chica más guapa y afortunada del mundo, sin sospechar el desenlace trágico que tendrá su historia de amor. Dos anuncios de televisión muy dispares con esta música: el primero es de los pañales Pampers; en el segundo, de la marca deportiva Nike, la protagonista es otra Maria, la tenista y modelo rusa Maria Sharápova.

Tonight (ensemble) 

El tema que ha sonado esperanzador en el dúo de Tony y María en el balcón se torna amenazante en las  voces de Jets y Sharks, que se preparan para su enfrentamiento definitivo “esta noche”. En homenaje al musical de Bernstein, los premios MTV Video Music Awards se promocionaron así en 2009:

Dúo de Tony y Maria: Somewhere  

La canción aparece en forma de dúo entre los protagonistas, como deseo de evasión y esperanza de que su amor sobreviva “de alguna manera, algún día, en alguna parte”:

Existe un lugar, en alguna parte, para nosotros. La tranquilidad y el aire libre nos están esperando…

Esta impactante campaña australiana por los derechos de los animales utiliza tanto el sentido del texto como la emotiva música de “Somewhere”.

Ir a ÍNDICE

 

Anuncios